Remedios naturales para la astenia primaveral.

Llega la primavera -cada vez más pronto- y parece que no estamos preparados para ella. En lugar de disfrutar del buen tiempo estamos apáticos, cansados y desganados. Es la temida astenia primaveral. Pero tranquilos que solo es un desajuste temporal. Aquí te daré unos cuantos remedios y soluciones sencillas y naturales para afrontarla.

Que es en realidad la astenia?

La palabra astenia significa «falta de fuerza». La falta de fuerza o de vitalidad nos puede dar por muchos motivos diferentes y curiosamente, en las primeras semanas de la primavera se suelen juntar varios de ellos.

  • Cambiamos la hora. Cosa que nos suele dejar un poco descolocados un par de días.
  • Tenemos continuos cambios de clima en los que es fácil confiarse y salir con ropa de menos, o de más, y andar agotados de calor, o pillar un resfriado.
  • Las horas de sol van aumentando y salimos del letargo del invierno, con lo que, al ajustar nuestras actividades al horario de luz nos podemos ver más cansados. Pero es lógico: estamos aumentando la actividad. (y no te digo nada si nos da la pájara y nos apuntamos a un gimnasio, o desempolvamos las zapatillas de running porque ya no se nos congelan los mocos al salir a correr)

Soluciones naturales a la astenia

  • Haz nada. En lugar de correr a la primera farmacia a por un bote de vitaminas, regálate un poco de autoindulgencia. Relaja el ritmo en la medida de lo posible y concédete unos días para que tu energía vaya aumentando progresivamente. No te castigues, piensa que es algo que se te pasará en unos días.
  • Cambia tu dieta. Empieza a introducir un poco más de verdura en tu alimentación y ve retirando los azúcares, que tienen un efecto nefasto en tu estado de ánimo. Es el momento ideal porque además empieza la temporada de un montón de frutas y verduras y aunque sea por estadística alguna de ellas te tiene que gustar.
  • Sal al aire libre. En cuanto tengas una oportunidad sal a dar un paseo. Regálate un poco de sol, que durante la primavera todavía no hace estragos en la piel (un filtro solar siempre es recomendable) y va a hacer milagros con tu estado de ánimo gracias a que influye en la producción de serotonina. Además, tomar el sol activa nuestro metabolismo de vitamina D con lo que nuestras articulaciones y huesos también se van a beneficiar.
  • Mímate un poco. Ve a un SPA a ponerte en remojo, a que te den un masaje… quiérete en lugar de castigarte con gasolina de mayor octanaje. Permítete descansar.
  • Supleméntate con algas. Quédate con estos dos nombres: Spirulina y Chrorella. Son unas microalgas que se venden en polvo o en comprimidos. Tienen tantas vitaminas, minerales y oligoelementos que funcionan como multivitamínicos prácticamente por si solas, con lo que te ahorras las composiciones sintéticas que pueden llevar algún tipo de estimulante extra.

¿Que pasa si aún así, no levantas cabeza?

 Si pasan los días y las semanas y tu estado no mejora, yo creo que lo prudente es pensar que hay algo más que un simple cansancio adaptativo.

Posiblemente existan problemas subyacentes, emocionales o causados por el entorno que estén aprovechando ese bajón de energía, ese momento de cambio, para hacer su aparición. Lo cual nunca es malo. Es incómodo, porque te obliga a enfrentarte a ello, pero es mucho mejor que tener problemas enquistados que nunca salen a la luz, porque cuando lo hacen, lo hacen de la peor manera.

Si crees que pueda ser el caso, una visita al médico para hacer un chequeo general de salud nunca está de más. Es mejor salir de dudas.

También puedes conseguir una cita con un psicólogo/a de confianza que te pueda ayudar.

O te puedes pasar por tu herboristería de confianza para que te hagan un preparado de flores de Bach personalizado.

Resumiendo

Que te cuides un poco. No te castigues y acepta las cosas como vienen. Todos tenemos la capacidad de adaptarnos a los cambios de clima. Lo hacemos cuatro veces al año…

Y si necesitas ayuda, pídela. No tienes por qué hacerlo en soledad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: