23 remedios caseros para combatir el estreñimiento.

Posiblemente el estreñimiento sea una de las disfunciones más habituales que sufrimos. Idealmente deberíamos ir al baño más de una vez al día, pero desafortunadamente hay muchas personas que ni siquiera consiguen ir todos los días.

He conocido a personas para las que ir una vez a la semana al baño formaba parte de su normalidad, pero nada bueno puede suceder en un cuerpo que no «tira la basura» todos los días. Si no eliminas todo el material de desecho de tu cuerpo, este se acumula y puede volver (de hecho vuelve) a ponerse en circulación, ya que mientras el bolo fecal siga en el intestino, nuestro cuerpo va a continuar absorbiendo el agua que contiene. Lo cual va a hacer cada vez más difícil su eliminación.

 

Los motivos más comunes por los cuales una persona puede ir estreñida

  •  Tu intestino es lento. Eso hace que los deshechos tarden mucho en llegar al final del recorrido. Cuanto más tardan, menos agua portan (porque el intestino sigue absorbiendo el agua de las heces hasta que las expulsas) y más difícil es que salgan. Si tienes un fonendoscopio en casa (o la oreja de alguien disponible) póntelo en el abdomen y podrás oír los ruiditos que hace la motilidad de tu intestino.

 

  • Una alimentación inadecuada, medicamentos o estilos de vida poco recomendables te han dejado sin flora intestinal. Sin flora no hay ni motilidad ni absorción adecuada. El sistema no funciona.

 

  • No comes toda la fibra que deberías. La fibra de los alimentos no es absorbida por el intestino y retiene agua, lo cual hace que las heces aumenten de tamaño y sea más fácil expulsarlas.

 

  • Edad. La edad en si no es motivo para estar estreñidos, pero se suelen juntar la toma de medicamentos, la falta de ejercicio y malos hábitos alimentarios que cada vez son más dificiles de cambiar. Es un mal cocktail.

Estos son los más comunes. Existen otros problemas que deben ser diagnosticados por un profesional, como pueden ser colon irritable, megacolon, diverticulitis, etc.

Si no es tu caso, te voy a dejar los remedios que conozco. Seguro que alguno de ellos te funcionará.

Soluciones caseras para combatir el estreñimiento

Soluciones Volumen

  1. Empieza por incluir más fibra a tu dieta. Si comes pan, tómalo integral. Si comes pasta o arroz, lo mismo. Si tomas poca verdura empieza a aumentar la cantidad. Tambien puedes añadir salvado de trigo o de avena al desayuno o a alguna de tus recetas.
  2. Piña. Al natural, en conserva o en zumo. A pesar de no ser un alimento de proximidad, las propiedades de la piña son muy interesantes. Desinflaman, ayudan a la eliminación de líquidos (de todo tipo de líquidos incómodos) y ayudan a la digestión.  Si no te gusta el sabor o no comes fruta, puedes conseguir bromelina (el principio activo de la piña) en cápsulas.
  3. El archifamoso kiwi, el rey de la fibra.
  4. Pimientos. Tienen mucha fibra y ayudan contra la retención de líquidos. Tenemos el tandem fibra-agua.
  5. Semillas de lino. Echa una cucharada sopera de semillas en un vaso de agua por la noche y la dejas reposar hasta la mañana siguiente. Por la mañana te lo bebes. (Puedes colarlo o dejar las semillas dentro y comértelas) Es una de las mejores fuentes de fibra para casos difíciles. Tanto que debes tener cuidado de no excederte en la cantidad que consumes al día.
  6. Semillas de chía. Son la versión lite de las semillas de lino. Al igual que ellas tienen fibra, mucílagos y omega 3 que las hacen más que interesantes.
  7. Magnesio. A los pacientes hospitalarios que no se pueden mover se les suministra magnesio para evitarles el estreñimiento. El magnesio es un oligoelemento del que es relativamente fácil sufrir carencia y su suplementación no entraña ningún riesgo y mas de un beneficio.
  8. Avena. Cereal rico en mucílagos y fibra. Para obtener mejor sus propiedades debes cocinarlo. Vamos, hacer gachas, indiferente si las haces con agua o con leche, pero tienen que ser cocinadas. He descubierto una nueva manera de hidratar los mucilagos sin tener que cocinar la avena: ponerla en remojo la noche anterior. Por la mañana ya tienes el desayuno listo sin perder un minuto.
  9. Agua. A veces la solución es tan sencilla como mantenerte con una buena hidratación. Dos litros. Si el agua sola no te entra prueba con infusiones, consomés, aguas de frutas o de pepino… lo que sea.

 

Soluciones Movimiento

  1. Ciruelas. El superpoder de las ciruelas es que aceleran la motilidad intestinal. Si «hay», saldrá antes.
  2. Camina. El movimiento ayuda a la motilidad intestinal.
  3. Omega 3. El Omega 3 tiene propiedades laxantes. Sustituye la carne por una buena dosis de pescado azul, frutos secos y semillas y empieza a incluirlos más a menudo en la dieta.
  4. Café. No es el colmo de las elecciones saludables, pero sirve para un apuro. El café es un irritante que provoca la aceleración del intestino.
  5. Sen. Es otra mala elección que sirve para un apuro pero que no es nada recomendable. El sen (cassia angustifolia) es un catártico que va a hacer que la motilidad de tu intestino se acelere, pero a cambio va a arrasar con tu flora intestinal. Es «pan para hoy y hambre para mañana». Si estás en un apuro puede ser de ayuda, pero no lo uses por sistema. Luego recuerda recuperar tu flora.
  6. Masaje abdominal. Si lo de tomar potingues no te va, o tienes alergias, contacta con tu masajista o fisioterapeuta y pídele un masaje abdominal. Lo que harás es manipular desde el exterior el recorrido de las heces. Ojo si tienes el umbral de dolor muy bajo porque puede ser intenso.
  7. Reflexoterapia. Muy adecuado para niños porque no requiere el consumo de nada ni duele. Tu terapeuta manual puede tratarlo desde los puntos reflejos del pie, la mano, la oreja, la cara o el sistema que mejor domine. Te sorprenderás.
  8. Agua tibia con el zumo de medio limón en ayunas. Además del chute de vitamina c, como efecto secundario regula tu intestino.
  9. Aloe vera añadido en la bebida. Ojo, tiene sus contraindicaciones.

 

Soluciones Flora

  1. El yogur natural de toda la vida (no postres y yogures con nata, por favor. Yogur hecho de leche y fermentos lácteos. Nada más.) regenera la flora intestinal.
  2. Si el yogur no te gusta tienes el kéfir, que ya lo venden en cualquier supermercado. Si no tomas lácteos existe el kéfir de agua, que lo puedes encontrar en algunas herboristerías.
  3. Si no te convence lo de ir bebiendo hongos puedes conseguir unas grageas de probióticos. Los probióticos ayudan a regenerar la flora intestinal y con ello a hacer una puesta a punto del sistema.  Son especialmente interesantes también para personas con colon irritable y personas que toman medicación crónica que pueda alterar su flora.
  4. Kuzu. El kuzu es el almidón de la pueraria. Lo venden en herboristerías y es un alimento popular en las dietas macrobióticas. Su aspecto es el de unas piedrecitas blancas que parecen de yeso. Una de sus propiedades es que equilibran el transito intestinal y a la vez ayudan a equilibrar también su flora. Lo recomiendo encarecidamente a personas con colon irritable. Una vez al día echas una cucharadita de kuzu dentro del te, café o infusión que estés tomando, y listo. No cambia el sabor de la bebida.
  5. Levadura de cerveza. O levadura nutricional. Entre sus muchas propiedades regenera la flora intestina

 

¿Conoces alguno más? Cuéntamelo aquí abajo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: