Por qué debes abandonar el azúcar sin mirar atrás.

El azúcar es una porquería. No hace falta haberse leído muchos estudios para darse cuenta de cómo reacciona un niño después de haberse metido entre pecho y espalda un trozo de tarta. De la misma manera, a los adultos nos afecta más de lo que creemos.

Posiblemente tengamos mayor autocontrol y no acabemos subidos a la lámpara de araña, pero aparte del michelín que nos aprieta la camisa, hay muchas otras consecuencias nefastas fruto de todo el azúcar que tomamos. Unas veces siendo plenamente conscientes y otras camuflado entre los ingredientes de toneladas de alimentos procesados. Te enumero unas cuantas.

Consecuencias de la ingesta de azúcar en la dieta

  1. Provocan resistencia a la insulina. Eso quiere decir que si no eres diabético/a puedes acabar siéndolo.
  2. Crea adicción. Cosa que la industria alimentaria sabe muy bien.
  3. El cuerpo guarda reservas de energía derivadas de la glucosa. Si, los depósitos del cuerpo son de grasa, pero tienen su principal origen en el consumo de carbohidratos. Es decir, engorda.
  4. Esas reservas de «grasa- carbohidratos» tienden a concentrarse en la zona superior del cuerpo. Abdomen. cara, brazos. Es la zona más peligrosa porque ese exceso puede interferir en el correcto funcionamiento de los órganos, incluido el corazón. 
  5. Está más que comprobada la relación entre el consumo de azúcar y el SEDA: Síndrome de Estrés, Depresión y Adicciones.
  6. las dietas ricas en azúcar promueven las inflamaciones crónicas Por ejemplo enfermedades auto-inmunes, reumáticas, osteoarticulares o personas con riesgo cardiovascular.
  7. La digestión de los azúcares simples y sus alcoholes suele producir molestias y gases.
  8. Una investigación en el año 2004 descubrió la relación entre el azúcar de la dieta de un hospital psiquiátrico y la mejora o el empeoramiento de los pacientes. Especialmente entre los pacientes con esquizofrenia y depresión. La evidencia mostró que aquellos a los que se les había reducido drásticamente el consumo de azúcares mejoraban a mayor velocidad e incluso se hacía necesaria una corrección a la baja de sus dosis de medicación.

¿No crees que hay motivos suficientes para plantearte una dieta sin azúcar?

Eliminar el azúcar de nuestra dieta de golpe es una autentica proeza que pocos valientes consiguen porque está en todas partes. Empieza a leer etiquetas de ingredientes y verás por qué. Además, no todos a tu alrededor pueden estar tan dispuestos a zambullirse en una nueva alimentación de la noche a la mañana. Pero se pueden hacer pequeños cambios, paulatinos, que vas a ir notando tanto en tu salud como en tu estado de ánimo. Vamos a ir eliminando el azúcar poco a poco.

Cómo dejar de comer azúcar poco a poco.

Como ya he dicho, el azúcar crea adicción. Eso significa que si intentas dejarlo de golpe, es posible que tu cuerpo se resienta. Dolores de cabeza, hambre, irritabilidad… Y sobre todo el hecho de que los cambios en alimentación muy bruscos no suelen funcionar bien a largo plazo porque suponen volver a caer en tentaciones: síntoma de que esos cambios no han sido profundos ni deseados.

Así que te voy a dar pautas sencillas. Me voy a poner en la situación de que tu alimentación actual sea convencional, así que vamos a ir dejando el azúcar poco a poco. Lo interesante es que los cambios sean pequeños pero consistentes.

  • Empieza por acostumbrarte a dar largos paseos y a ir caminando a todas partes. Las endorfinas que vas a generar con el ejercicio te van a ayudar a llevar mejor las carencias. 
  • Primero vamos a eliminar la bollería industrial y la vamos a sustituir por bocadillos o fruta.
  • Refrescos y zumos envasados fuera. Si no puedes soportarlo pásate temporalmente a los refrescos edulcorados. Lo ideal es que lo dejes del todo y no te quedes colgado de los sabores hiperdulces (porque los edulcorantes hacen casi el mismo daño que el azúcar). Prueba con aguas con gas o agua de pepino, o té frío casero.  Si tienes licuadora prepara zumos en casa o haz smoothies con la batidora.
  • Azúcar de cafés e infusiones fuera. Puedes endulzar con un chorrito de leche o bebida vegetal, o incluso puede que descubras que su sabor original no es tan terrible. Si no lo soportas, usa stevia. Pero no esa cosa que venden en los supermercados y llaman stevia. Consigue extracto de stevia rebaudiana en la herboristería o hazlo tú en casa a partir de hojas.
  • Si no puedes vivir sin el chocolate empieza a acostumbrarte a tomarlo lo más negro que lo puedas soportar. Cuanto más porcentaje de cacao, menos de azúcar. 
  • Empieza a reducir las comidas basadas en pan, pasta y patatas. Si durante una semana comes dos veces pasta, una arroz y dos o tres pizzas empieza a reducir el número de comidas que haces de carbohidratos. (Por ejemplo en este caso reduciríamos a un día de pasta, una pizza y la paella del domingo.)

De momento lo vamos a dejar aquí. Que ya tenemos deberes. En breve subiré otro post con la segunda parte de cómo dejar de comer azúcar poco a poco con propuestas y cambios más profundos, pero antes hay que superar esta etapa.

infografía como eliminar el azucar de la dieta fase 1

Me haría ilusión que me contaras tus avances en la materia y me preguntaras tus dudas, si las tienes. ¡Suerte!

Un pensamiento en “Por qué debes abandonar el azúcar sin mirar atrás.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: