Acerca de

¿De qué va este blog?

Este blog pretende ser una guía para todos aquellos que quieran empezar a tener una vida más sostenible. Para mí, la sostenibilidad no se centra en una sola cosa, sino en todo un sistema de valores y acciones.

Las acciones que no son sostenibles son las que tienden al colapso, tanto da si hablamos de consumo, de basura, de salud o de estilo de vida.

Lo que recopilo aquí son tanto conocimientos adquiridos a lo largo de mi vida como las cosas que sigo aprendiendo en el camino que sigo recorriendo.

¿Por qué se llama Botiquín de Guerrilla?

En un mundo perfectamente sostenible, éste y otros muchos blogs no tendrían sentido pero, por ahora, todo lo que tenemos para convencer al mundo de la necesidad de cambio son pequeñas acciones individuales de acoso y hostigamiento a los grandes, de los que de verdad depende que las cosas cambien.

Al igual que todas las guerrillas en la historia han defendido su tierra, nos vemos en la obligación de hacer algo. Y si no perdemos, ganamos.

Es nuestro planeta y es nuestra vida. Somos conscientes (o deberíamos serlo) de que las pequeñas acciones de los usuarios suman y generan cambios en la sociedad.

¿Quien soy?

Mi nombre es Rakel Archer.  Por mi formación académica soy diplomada en osteopatía y masajista, por mi trayecto profesional he sido tantas cosas que me cuesta responder cuando alguien me pregunta “¿pero tú a qué te dedicas?”

Sentía la necesidad de concentrar en un solo sitio muchas de las cosas que conocía y que pueden resultar útiles a quien las necesite. Me di cuenta de que gran parte de ellas tenían algo en común y ese algo era la sostenibilidad.

Y por eso estamos aquí.

Si, lo del ojo es el embellecedor de una llave de paso.

Cosas aleatorias sobre mi.

– Soy de Barcelona, criada sobre asfalto y con un ojo puesto en el mar. Sería incapaz de vivir en una ciudad sin mar. Es lo que me ancla a la naturaleza.

– Soy madre a tiempo parcial, vamos, cuando no está en el colegio está pegada a mi. Es un ente conocido como Miniarcher.

– Tengo una tendencia natural a hacer el tonto.

– En lo que se refiere a la información, soy una intensita. Así que antes de escribir algo de lo que no estoy plenamente segura revisaré mil fuentes hasta que no me quede la menor duda de que lo que digo es cierto. O estar todo lo cerca de la verdad que me sea posible.

– También me encanta debatir y conocer otros criterios. Nunca me cierro a nada, me guste o no, si el razonamiento es lógico. Si, soy un poco vulcana.

– Y trekkie, muy trekkie.

– Siento alergia a las imposiciones de cualquier tipo. Así que siempre acabo haciendo las cosas «my way».

 

Scroll hacia arriba